#Espectaculos – “Donde se cuentan las fechorías del Comesol”

“Donde se cuentan las fechorías del Comesol”

¿Por qué pagar lo que es de todos? ¿Por qué soportar la injusticia?, son los interrogantes que plantea la obra de teatro para niños y adultos “Donde se cuentan las fechorías del Comesol”, que presenta la compañía teatral Arte Nenes en el legendario Auditorio Kraft de calle Florida 681, los sábados 11 y 25 de agosto a las 16 y 18 hs.

“Donde se cuentan las fechorías del Comesol”, es una adaptación del cuento de la escritora Elsa Bornemann. Esta colorida puesta con músicos en vivo, relata las peripecias que atraviesa una comunidad de gatos que conviven en un baldío, cuando uno de ellos, Comesol, indiferente a las preocupaciones del conjunto, fabrica un “acaparasol” para embotellar los rayos solares y vendérselos a sus vecinos. El frío y la oscuridad se apoderan del baldío y los demás gatos conocen un mundo de injusticias. Sin embargo, es en medio de la dificultad, donde descubrirán el poder de la unidad, la generosidad y la solidaridad.

La obra invita a la reflexión, el debate y la toma de conciencia, sobre el usufructo que las corporaciones internacionales hacen de nuestros recursos naturales, como el uso de agroquímicos y las explotaciones mineras a cielo abierto, perjudicando la salud de la población.

Bárbara Pohorecky ha hecho una formidable adaptación del cuento de Bornemann, que forma parte del libro infantil “Un elefante ocupa mucho espacio”. Este libro fue prohibido durante la dictadura militar por Jorge Rafael Videla, a través del decreto 3155/77, porque motivaba conductas subversivas en los niños. Al mismo tiempo que en nuestro país se secuestraban todos los ejemplares, “Un elefante ocupa mucho espacio” era galardonado con la Lista de Honor del Premio Internacional Hans Christian Andersen, otorgado por IBBY (International Board on Books for Young People), y considerado un ejemplo relevante de la literatura infantil.