EE.UU. y sus experimentos con sífilis en Guatemala …

Imagen

Varios de los ciudadanos guatemaltecos infectados con sífilis y otras enfermedades venéreas, durante experimentos realizados por médicos estadounidenses entre 1946 y 1948, presentaron un recurso de apelación ante la decisión de un juez federal estadounidense de desestimar su caso.

La abogada de las víctimas, Piper Hendricks, quien declaro que se presento este recurso no espera una decisión del tribunal antes noviembre del 2013 y tiene esperanza que las victimas puedan ver en vida que la actual administración hará justicia por lo sucedido en aquellos años y poner en acción lo que viene prometiendo desde año en lo que respecta a derechos humanos”.

Basado en leyes federales que prohíben que se de un proceso en Estados Unidos sobre daños ocasionados en una nación extranjera, el juez estadounidense Reggie Walton desestimó hace unos meses esta demanda.

De acuerdo a estadísticas del Gobierno de Guatemala, fueron infectadas con sífilis, gonorrea o cancroide, pero la realidad es que de acuerdo a la información presentada por diferentes Organizaciones no Gubernamentales (ONG) la cifra habla de  más de cinco mil personas que fueron usadas para estos experimentos.

Uno de los testimonios más conocidos es el de Marta Orellana una de las victimas quien jugaba con amigos en el orfanato donde vivía cuando un día un grupo de médicos le ordenaron que se acostara y que abriera las piernas. A pesar de negarse, no tuvo opción y en su relato recuerda  la angustia de aquél momento que vivio cuando tenía tan solo 9 años.

 “Nunca me dijeron lo que estaban haciendo, y nunca me dieron la chance de decir que no”, expresaba Orellana en diferentes entrevistas. “Viví casi toda mi vida sin saber la verdad. Que Dios los perdone”.

En el año 2010 el gobierno de Estados Unidos reconoció los sucesos diciendo que fueron abominables y gravísimos, pidieron disculpas pero Guatemala quiere justicia ante este hecho de lesa humanidad.